La historia de un loco.

Cuentan la historia de un loco que se enamoró. Y se enamoró de quien no debía.

Dicen…, que cuando el loco mira que todos lo miran; hace un disimulo y suspira por ella. Y el mismo le pone mil trabas a su alma porque sabe bien que no debe quererla. Pero el chupamirto que trae en el pecho le revolotea jubiloso al verla, y aunque sabe bien que el jardín no es suyo; esa flor es vida y quiere tenerla.

Luego, cuando mira que todos la miran; su amor se encabrita y se inunda en celos. Y es que sabe bien que hay pájaros sueltos y a él…, a él le han gastado las alas sus vuelos.

Luego, de repente, regresa la calma. Y a el enamorado no le importa nada. Es que ha recibido un beso en el alma; se fundió con ella… en una mirada. 

— Joan Sebastian (Encarcelamiento)

Loco Amor Joan Sebastian Poema Pajaros Beso Mirada historia

Historia del gato.

Había una vez un gato atigrado. Este gato murió un millón de veces, revivió y vivió otro millón de veces más. Aunque tuvo varios dueños nunca quiso realmente a ninguno. El gato no le temía a la muerte. Un día el gato se volvió callejero, lo cual quería decir que era libre. Él conoció a una gata blanca, y los dos pasaban los días juntos felizmente. Bueno, los años pasaron y la gata blanca envejeció y murió de vieja. El gato lloró un millón de veces y después murió también. Sólo que esta vez no volvió a revivir…

— Spike Spiegel (Cowboy Bebop)

Cowboy bebop Spike Spiegel Space Cowboy Cat gato Relato Anime

A menudo las cosas más difíciles de olvidar son las que nunca pasaron.

¿Cómo olvidar tus ganas aferradas en mi espalda, tus caricias ancladas en mi pecho, tus besos por toda la piel? ¿Cómo olvidar la noche en que nos conocimos, el alba que recibimos por tu ventana, que es la ventana de mi habitación? ¿Cómo olvidar la noche fría, tus manos tibias, tu mirada transparente y la habitación oscura?

¿Cómo olvidarme de ti? ¿Cómo olvidar mis dedos formando acordes en tu cintura?¿Cómo olvidarme de tu figura? ¿Cómo olvidar todo eso? ¿Cómo? Dime tú. ¿Tú cómo has hecho para descolgar nuestro sueños del techo, para borrar la huellas del colchón, para desenterrarme de tú corazón?  

Olvidarte ha sido el paso más grande que he dado. Tan grande que aún no termino de darlo.

reflexion amor desamor pensamiento

Cada vez que te veo.

Cada vez que te veo me enamoro de nuevo, cada vez que te escucho, y cada vez respiro del olor de tu cuello. Cada vez que te extraño y cada vez que te sueño. Cada vez que te veo reafirmo mi decisión de quedarme contigo más que un largo tiempo, y sueño que la eternidad es posible mientras en tus ojos me veo.

Cada vez que te veo siento que muero un poquito, de felicidad. Y cada vez que sonríes siento como si desprendieras un poquito de mi alma y lo hicieras volar. Es que contigo todo es posible, todo es para siempre, todo es verdadero. La esperanza revive, la paz regresa, la incertidumbre se acaba, y todo en lo que creo se vuelve realidad cada vez que te veo.

amor carta promesa yolo swag

Ella es poesía y no lo sabe.

Me pidió que le enseñara a hacer poesía, y no pude evitar reír de su ingenuidad. Ella es una maestra en la materia y no lo sabe. Fue precisamente ella, quien me enseño a hacer de un beso, un verso. De una caricia, una canción. Y de una carta, un poema escrito en prosa.

Ella completita es poesía, desde la punta de su cabello hasta la planta de sus pies. Cuando sonríe es poesía, cuando baila, cuando canta, cuando se queda dormida. Sus palabras, sus historias, toda ella es poesía y no lo sabe.

Ella es la poesía que yo escribo, y que tanto le fascina. Tal vez ahora entienda lo tanto que ella me fascina a mí. Ignora cuanto me inspira a escribir lo que ella lee. No se percata que es ella quien alimenta el ego de artista que llevo en el alma. Ella es poesía y no lo sabe. 

amor poesía relato prosa musa

Lee bien esto, porque no lo volveré a escribir.

Aquí, dejaré en claro lo que haré y lo que vas a sentir.

- Voy a meterme en tus sueños aun y cuando estés despierta.

- Voy arrancarle un suspiro a tu pecho, y convertirme en recuerdo.

- Me dirás te quiero sin mover los labios, sin notarlo, sin querer hacerlo.

- Me gritarás tan fuerte con tus ojos te extraño, que te sorprenderás.

- Tus manos me susurraran quedito un ”me gustas” al oído. Y me querrás de regreso a dos minutos de que me haya ido.

- Sentirás celos, de que de pronto ya no te hable ni te preste tanta atención. Y vas a querer arrancarle la cabeza a toda aquella que me hable de amor.

- Serán los días más largos hasta aceptar que me quieres, y tendrás que tragarte tu orgullo o vivir así por siempre si lo prefieres.

PD: A esto se le llama amor, y es lo que siento por ti. Y esto es lo que te hare sentir por mí.

amor carta yolo swag te quiero

Si no duele, no sirve.

Duele, pero así es el amor. A veces se le olvida que los humanos no tenemos alas para volar, y de igual manera nos da miles de razones para intentar. Nos lastima, pero a la vez nos da la fuerza para sanar.


Y así es el amor, es una guerra sin cuartel. Una tentación, ¿Y qué podemos hacer? La mejor manera de librarnos de ella es caer. Pero intenta no caer tan bajo. Luego no podrás salir. Y te advierto que tampoco no te podrás rendir.


Porque así es el amor, una promesa que flota en el aire y cuelga de un hilo esperando aterrizar, esperando a ser verdad.
Un promesa de una eternidad jurada por un simple mortal. ¿Qué más podemos esperar de ella?

 

Así es el amor. Casi siempre un combate perdido de antemano, y aunque te estoy previniendo que no podrás ganarlo. También te estoy advirtiendo que si no intentas ganar cada vez que tengas la oportunidad. Al final de la vida te arrepentirás más de no haberlo intentado, que de haberlo intentado.

amor promesa guerra tentación desamor duele

Evita el exceso.

Fue tan fácil volverme adicto a ti, basto con un beso, con una caricia, con una mirada, con una noche. Fue tan fácil, y creo que es peligroso que vayas por ahí, así como así, tan tranquila. Tan bella. Tan tú.

Es tan peligroso, que pienso que deberías venir con un letrero que diga ”Evita el exceso”, así desde un inicio sabríamos a lo que nos atenemos. Y tendríamos en cuenta que si llegamos a besar esos labios rojos, ya no habrá vuelta atrás. Pues nos volveríamos presos a sus besos. Esclavos a sus promesas. Y rendidos a sus palabras.

Sabríamos que si dejamos engatusarnos con esos ojos cafés, nos esperan noches de insomnio interminables. Que sería un idea estúpida, y una pérdida de tiempo intentar jugar contigo. Y está por demás decir que es en vano intentar ser tu enemigo. ¿Cómo poder defenderme contra esa sonrisa? ¿Qué me puede proteger de sus caricias? Nada. Absolutamente nada.

Aunque si me hubieran dicho todo esto antes. Aun así lo hubiera intentado.

evita el exceso adicto peligroso labios rojos desamor esclavo

Hiéreme con el filo de la noche.

Tengo cientos de cartas de amor sin destinatario y un montón de besos en el cuello guardados en el armario.  Tengo una pregunta y ninguna respuesta, una canción, un poema y un olvido a cuesta.

También tengo el presentimiento que en nuestro próximo encuentro te llevarás en tu mirada un pedazo de mí, y una vez más te aprovecharás de tus ojos verdes para salirte con la tuya, tengo que aceptarlo pues siempre ha sido así. Me llevas contigo sin pedir permiso, y después me regresas y me dejas tirado en el piso. Ebrio de amor, sin que lo sepas. Vacío de pasión sin que lo notes. Y esperando que otra vez me dejes herido con el filo de la noche.

noche cartas amor olvido insomnio

Miedo a las alturas.

A veces me da miedo encontrarte canciones, y darme cuenta que siempre no te olvide.  Y envolverme en un dejavú que me lleve hasta dónde estás tú, regresar al hoyo donde me encontraba, justo ayer.

No niego que con tu amor me llevaste hasta lo más alto del cielo, pero también es cierto que con él desarrolle un cierto tipo de miedo, miedo a las alturas. Y ahora tengo miedo hasta de intentar volar por si caigo y me rompo un hueso.

Fue por eso, que blinde mi corazón contra el amor, le tengo miedo. Fue por eso, que ya no creo en nadie, en ocasiones ya no creo ni en mí mismo, y siento que lo nuestro no fue amor, fue sólo un espejismo.

espejismo alturas miedo amor desamor

¿Amigos, amantes o nada?

¿Qué somos ahora? ¿Amigos?

¿Nos detenemos ahora? ¿O seguimos?

¿Qué quieres de mí? Sólo dilo.

Me mata la angustia. ¿No te pasa lo mismo?

Un momento, ¿Y si damos un paso más, caeremos al precipicio?

 

Pero, dime, ¿Qué somos ahora? ¿Seguimos siendo Amigos?

Después del beso, ¿Qué sigue?

Después del ‘’te extraño’’ ¿Qué se dice?

Los amigos no se extrañan así, ¿O sí?

Debería dejar de pensarlo, y decirlo.

Espera, y si volvemos al inicio, y aclaramos las cosas.

Tal vez así entienda lo que está pasando en mi cabeza.

 

¿Qué somos ahora? ¿Tú también sueñas conmigo?

Espera, dime que no escuchas lo que pienso.

Dime que esto no es un sueño.

Dime que esto no es real.

¿Qué es lo que siento? ¿Por qué no olvido tu cara?

¿Qué somos ahora? ¿Amigos, amantes o nada?

love amor madrugada relatos

Algo que sin duda, jamás escucharás de mi boca.

Gracias por invitarme a cenar, y dejarme beber el café de tus ojos. Gracias por defenderme y pelear, incluso contra mí.  Gracias también por dejarme ver el atardecer en tu mirada, y hacer laberintos en tu espalda. Gracias por decir que me amas y que nunca me dejaras, aunque sea lo más irónico que recuerdo ahora que ya no estás.  

Gracias por escucharme y hablar, gracias por despertarme y dejarme soñar.  Gracias por cortarme las alas, y darme libertad. Gracias por inspirarme y hacerme volar, gracias por mantenerme en el piso.  Gracias por dejarme escuchar mi nombre con tu vos,  gracias con toda el alma por haberme acompañado a estrenar sol.

Gracias por esos consejos que me dabas, que sabíamos que tú los necesitabas más que yo desde un inicio. Gracias por creer en mí, incluso más que yo mismo. Gracias por esos momentos que vivimos, y por todos los que nos perdimos. Gracias por compartir estos momentos conmigo, y aunque ya no sea ni tu amigo. Quiero decirte GRACIAS, gracias por todo, enserio, gracias por todo, por todo. 

Y… de nada.

love amor madrugada relatos

El amor.

A veces el amor es tan transparente que no se puede ver. Tan fuerte que no se puede soportar. Tan noble que no es capaz de hacer daño. Tan verdadero que no puede ser.

A veces el amor llega tarde. A veces no llega. A veces es correspondido y a veces no. El amor es querer ser alguien mejor cada día para ese alguien.

A veces el amor es demasiado que se desborda por la mirada. Tan cálido que no da lugar al invierno. Tan brillante que la oscuridad no cabe. Tan grande que no se puede ocultar.

A veces el amor miente y lastima, aunque lo haga para proteger. A veces el amor hiere, pero perdona y entiende. El amor escucha y aconseja. El amor nunca huye y ni te deja.

 A veces el amor es fraternal. A veces es carnal. A veces el amor es en la cama, en la sala o en la cocina. A veces se quiere pero no se ama.

El amor es caprichoso y en ocasiones perezoso. El amor es valiente, nunca cobarde. El amor es la fuerza que mueve montañas. El amor son las agallas para tomarla de las manos, mirarla a los ojos y decir… (Complete con sus propias palabras) 

El amor es lo que se dice y se demuestra. El amor es un verbo, no una cosa. Así que la próxima vez que digas ‘’Te amo’’, ¡Demuéstralo!

love amor madrugada relatos